OBLIVION la nave burbuja

El próximo 12 de abril llega a los cines Oblivion, una aventura futurista protagonizada por Tom Cruise que en este clip nos muestra los secretos de una de las joyas de esta superproducción: la nave burbuja.

"La nave burbuja fue lo primero que diseñamos para la película. Para los que crecimos con Top Gun, es bastante espectacular volver a ver a Tom metido en la cabina de una nave como esta", afirma entusiasmado Joseph Kosinski (TRON: Legacy) el director de la película.

"Joe me mostró los primeros dibujos y me parecieron geniales. Soy piloto y me encantó el diseño. Es una auténtica maravilla. Cada una de las piezas es elegante y el interior de la nave está diseñado a mi medida", dice Cruise que además añada entre risas: "Quiero que alguien la construya de verdad para poder pilotarla".

Y es que la nave burbuja no es una creación digital, es una nave a escala real ideada por el propio Kosinski, con ayuda del propio Cruise en su diseño final, y fabricada con aluminio y fibra de vidrio. Con un peso de unos 2.000 kilos, la nave burbuja viajaba en siete contenedores con cuatro técnicos que tardaban unas cinco horas en montarla.

Pero además de la nave a escala real, fue necesario construir otras más. "Estaba la nave burbuja completa aparcada en la plataforma pegada al decorado de la torre. Luego estaba solo la cabina montada en un mecanismo de movimiento. También hubo que construir un par de naves destrozadas. Nos lo pasamos muy bien", apunta Darren Gilford, diseñador de producción.

El entusiasmo de Cruise contrasta con las reservas de Olga Kurylenko, su partenaire femenina en esta trepidante aventura que "jamás" había rodado una escena tan movidita. "La nave burbuja es preciosa... cuando está posada en el suelo, pero no querrás estar en ella cuando comience a dar vueltas".

Oblivion nos traslada hasta el año 2077, hasta una Tierra devastada y desierta tras repeler una invasión de la que, finalmente, los humanos salieron vencedores. Ganaron la guerra pero perdieron su planeta. Nada humano queda ahora en la Tierra... en teoría.

Allí encontramos a Jack Harper (Cruise), un técnico especializado en la reparación de drones que forma parte de un equipo cuya misión es extraer los recursos que todavía quedan en el planeta tras la guerra con los Scavengers, una especie que sobrevive rebuscando entre las ruinas.

A la espera de ser trasladado definitivamente hasta la colonia lunar con otros supervivientes, reside con sus compañeros en un cielo asombroso a mil metros de altura. Pero todo cambiará cuando le sea revelada una realidad muy diferente a la que creía conocer. Una verdad sorprendente que pondrá el destino de la raza humana en sus manos.