Crítica: Epic




Epic (Chris Wedge, 2013)
Una maravilla tecnológica



Sinopsis

Epic narra la historia sobre la interminable batalla entre las fuerzas del bien, encargadas de mantener la vida en el bosque, y las fuerzas del mal, que pretenden destruirlo. Mary Katherine (Amanda Seyfried) es una adolescente que intenta reanudar la relación con su padre el Profesor Bomba (Jason Sudeikis), un científico cuya obsesión es descubrir una diminuta sociedad secreta que habita en el bosque. Esta idea a su hija le parece disparatada hasta que, inesperadamente, es transportada a ese universo secreto, donde se está librando una batalla entre los Hombres Hoja y los Boggans.

Crítica

Papá, que sueño más raro he tenido. Habían babosas que hablaban y unos soldaditos pequeñines…
La nueva aventura de los creadores de Ice Age nos habla del mundo mágico del bosque. De cómo en éste, se desarrollan más aventuras de las que se ven a primera vista. Es un cuento mágico para disfrutar con los ojos pero que argumentalmente se queda un poco floja. Demasiado lineal en este punto, no acaba de cuajar con la mente del espectador que sale de la sala un poco distraído, sin retener nada más que los verdes paisajes de la película.

Técnicamente, como ya he dicho, es una maravilla. Cada hoja de árbol diseñada con precisión, cada pelo y movimiento debidamente estudiados. El gran trabajo épico de la película reside en esto, en devolver al bosque parte del valor mágico que se había perdido y que algunos niños grandes añoramos. Aunque sus símbolos y referencias sean de sobra conocidos, son éstos los que la convierten en una película para ser disfrutada visualmente. Tan bonita que los ojos quedan colgados desde sus primeros planos.

Pero pese a ser tan bonita, uno acaba por perder el interés por su falta de tensiones dramáticas. Sin ningún impulso, algo que tense el argumento, se torna predecible y un tanto aburrida. Sus referencias visuales tan bien ligadas acaban por perder su gracia por la linealidad argumental. Por eso pasa desapercibida para el espectador, sobre todo para los crecimos en una era de cuentos audiovisuales que eran algo más que visuales.

Epic es una película fácil para el niño de hoy, con un elemento que se repite a lo largo de la película y que influye en su desarrollo; la velocidad. Epic es más que nada una película rápida, fácil de digerir y que entretendrá al niño de hoy acostumbrado a los ritmos rápidos. Pero para el padre que va con él, tal vez se queda corta de muchas cosas.


Nota: 5’5/10
siguenos en : facebook