Crítica: "Los pitufos 2"

Los pitufos 2 (2013)
“Entrañable animación infantil, acompañado de grandes valores”

Sinopsis:
En esta secuela, el malvado hechicero Gargamel crea una pareja de traviesas criaturas, a imagen y semejanza de los Pitufos, llamadas Malotes, con la intención de utilizarlas para controlar la todopoderosa y mágica esencia Pitufa. Pero cuando descubre que sólo un verdadero Pitufo puede proporcionarle lo que busca, y que únicamente a través de un conjuro secreto que Pitufina conoce puede convertir a los Malotes en verdaderos Pitufos, Gargamel la secuestra llevándosela a Paris, donde él se ha ganado la adoración de millones de personas como el más grande de los hechiceros del mundo. No existe lugar en Paris del que Gargamel no se aproveche en su misión, por lo que dependerá de Papá Pitufo, Pitufo Torpe, Pitufo Gruñón y de Pitufo Vanidoso el que vuelvan de nuevo a nuestro mundo y se reúnan con sus amigos humanos Patrick y Grace, para rescatar a Pitufina. ¿Encontrará Pitufina, que siempre se ha sentido diferente al resto de Pitufos, alguna conexión con los Malotes Vexy y Hackus? ¿O lograrán los Pitufos convencerla de que su amor por ella es verdaderamente azul?

Crítica:
Vuelvo a encontrarme cara a cara, con uno de mis géneros favoritos por excelencia, la animación es uno de los pilares básicos del cine (infantil sobre todo) desde hace décadas. Siempre que veo una película de animación, ya estoy imaginándome que la compañía encargada será Disney, pero en esta ocasión no es dicha empresa, sino Sony Pictures, más conocida como Columbia, la encargada de traernos esta divertidísima y entrañable animación a la gran pantalla.
En este tipo de películas, hay dos bases fundamentales que tienen que funcionar para que la película sea un éxito, el primer pilar básico es un argumento original, divertido o con cualquier cualidad que la haga diferente al resto; En referencia a esto, ya podemos decir que los pitufos tienen ya muchos años como serie televisiva en la caja mágica, por lo que ya de entrada se pierde ese aura de misterio entorno a la película, dejando de esta manera que el público sepa en todo momento que tipo de película es la que se va a encontrar.
Aunque como he dicho anteriormente, pierda ese toque de originalidad, logra subsanar esta pequeña carencia con un guión entrañable, divertido y con un mensaje de amistad el cual puede enseñar a los más pequeños el valor de esta cualidad.

 Por otro lado, una cosa que yo agradezco en las películas es un principio muy básico, pero que en la mayoría de films no se cumplen, me gusta que la película interaccione conmigo, es decir, que la película me engañe con cambios de trama o haciéndome pensar que va a ocurrir una cosa, hasta el punto que consigue que esté completamente seguro de que algo va a ocurrir y de pronto toda la historia gira con un plot point y pasa todo lo contrario. De verdad que adoro estos cambios de trama.
Otro apartado a destacar, es la combinación de animación con mundo real, lo que hace mucho más difícil el apartado técnico y sobre todo la interpretación de los actores, ya que se tienen que imaginar que están hablando con algo que obviamente no está delante suya… Siguiendo esta idea, hay que mencionar, la gracia existente en la variedad de personajes pitufos, atribuyéndole a cada uno, una personalidad que les hace únicos, a mí personalmente me encanta el pitufo vanidoso, su humor pudo conmigo…  El problema principal que yo vi con los actores, es puramente personal, tiene que ver con la visión que tengo yo, del actor Neil Patrick Harris, después de haber visto 8 temporadas de la serie “How I Meet Your Mother”, no puedo imaginarme a esa persona en un papel distinto al de Barney Stinson… Por lo que no pude disfrutar en esencia de su actuación, ya que estaba todo el rato con mi cabeza en Barney.

Por último, pero no menos importante llegamos al apartado técnico audiovisual, el cual será relativamente breve dado que tampoco hay mucho que comentar, una película completa en este aspecto, con el aliciente del 3D, del cual yo no era seguidor, pero poco a poco empiezo a cogerle gusto a esto de ver el cine con gafas en tres dimensiones. Es sin duda alguna una gran película, y yo me atrevería a decir que no es tan solo para niños, yo si tuviera la oportunidad iría a verla otra vez.

Puntuación “Los pitufos 2” 7/10

Lo mejor:
Una animación que está a otro nivel, y una apuesta segura para librarse de los nenes durante casi 2 horas.

Lo peor:
Desde mi punto de vista, lo peor que le he podido encontrar, es que le falta ese toque de primera impresión, ya que todos sabemos lo que vamos a ir a ver cuándo nos ponen de título “Los pitufos 2”. Es decir, le falta el factor sorpresa.

siguenos en : facebook