Crítica: Romeos

Romeos (2011)
“Mucha historia, poca chicha”
Sinopsis:
Lukas es un veinteañero transgénero. Entusiasta con la vida que le aguarda en la gran ciudad, se encuentra con un problema: es seleccionado para un servicio comunitario, y resulta ser el único hombre de una residencia de mujeres. Por otro lado, Lukas es rechazado por su familia, y sólo cuenta con el apoyo de su mejor amiga de la infancia, Ine, que es lesbiana. Un día, Lukas conoce a Fabio, un atractivo gay de origen italiano, y se enamora perdidamente de él. Pero tiene miedo de confesarle la verdad y, poco a poco, la madeja se va enredando... 

Crítica:
Romeos, película la cual no esperábamos este año pero que irrumpe en el cartel, con seguramente ni pena ni gloria.

Así de entrada, ya nos podemos imaginar que esta película no es un romance normal y corriente, es un tanto... Como decirlo… Peculiar. Aunque también hay que reconocer el atrevimiento por hacer este tipo de cine tan poco convencional debido a su fuerte crítica social. Se nota que los alemanes son diferentes al resto, y pueden hacer este tipo de cosas sin tener miedo a represalias… Ahora a ver cómo funciona esta historia fuera de sus fronteras… Porque todos sabemos que en este país, estos temas son un poco conflictivos, aunque estos últimos años se hayan ido aceptando progresivamente.
Entrando en el film, en sí mismo, no tiene absolutamente nada que haga del argumento algo especial salvo que la historia trata temas conflictivos de manera crítica… Es una película de drama y romance, normal y corriente…  En cuanto al texto, en ocasiones es relativamente pobre o sin argumentos siendo un grito adolescente de cinco personas su única escapatoria.
Aunque no voy a decir solo lo malo, me ha resultado una fiel representación de la realidad, y ha habido un momento de la película en la que se me pusieron los pelos de punta,  cuando en un momento de depresión, la iluminación pasa a ser depresiva, y empieza a sonar una música de opera para dar ambiente, todo ello en perfecta armonía con los planos; Esa secuencia ha sido todo un acierto y sin duda alguna el mejor momento de la película.

En cuanto al apartado de actores, no son actores reconocidos, o por lo menos, no son conocidos por mí, por lo que su poder en taquilla se verá reducido bajo mínimos, ya que son las grandes estrellas las que muchas veces decantan la balanza. El cine independiente por cosas como esta tiene mucha dificultad de competir con el cine comercial, y esto no es una excepción.
Por último, el apartado técnico, a parte de la secuencia anteriormente mencionada, es bastante simple, no tiene nada particularmente destacable; Son planos y BSO puestos en pantalla para que la historia avance sin más. Pero tampoco podemos pedirle peras al olmo, una película de bajo presupuesto no puede permitirse ser impresionante en este ámbito a menos que de la gran campana del año…
Sobre todo me gustaría dejar clara la idea, de que la película en un principio tiene una buena idea, pero esta no se ha sabido exprimir, y se ha quedado en una película del montón.

Puntuación “Romeos” 5/10
Lo mejor:
La osadía por parte del equipo de hacer una película tan fácilmente criticable por sus temas tabú y sobre todo desde el punto de vista técnico la secuencia que he mencionado varias veces en la crítica.

Lo peor:
En este film voy a aplicar el dicho popular el cual se amolda exactamente a mi opinión. “Mucho ruido y pocas nueces”