Los coen no rodaran más en analógico

Los hermanos Joel y Ethan Coen, responsables entre otras de Muerte entre las Flores y No es País para Viejos, acaban de anunciar que Inside Llewyn Davis, que promocionan estos días de cara a los Oscar, ha sido su última película rodada en película analógica, física.



En concreto, ha sido Joel quien ha declarado que, por razones presupuestarias y de comodidad, a partir de ahora él y Ethan (ambos en la imagen) se confiarán a las cámaras digitales, que lo cierto es que desde hace unos años brindan unas prestaciones técnicas de calidad equiparable (al menos en apariencia) a las que procuran las cámaras que impresionan el material en rollos de celuloide.

"No estamos muy entusiasmados con ello", ha confesado Joel, "pero era el paso lógico dado que, en los últimos tiempos, pese a rodar en formato físico, toda la manipulación posterior de la película tiene lugar en ámbito digital".

"Si no rodamos ya Inside Llewyn Davis con cámaras digitales", ha concluido, "es porque ni nosotros ni el director de fotografía, Bruno Delbonnel, las habíamos usado antes, y no queríamos poner en riesgo la producción de la película experimentando sobre la marcha".