Crítica: "Septimo"



Séptimo (2013)
“Demasiado revuelo publicitario daña a un film que es muy interesante pero pone las expectativas demasiado altas para lo que es finalmente”

Sinopsis:
Un padre y sus dos hijos juegan a ver quién llega primero a la calle desde un séptimo piso: si el padre en el ascensor o los niños por las escaleras. Cuando el padre llega a la planta baja, resulta que los niños no aparecen, no hay ni rastro de ellos. Empieza entonces una búsqueda frenética por parte del padre (Ricardo Darín) y la madre (Belén Rueda).

Crítica:
La definición perfecta para este film sería un dicho muy de la casa “Mucho ruido y pocas nueces”. Pero no saquemos conclusiones precipitadas y vamos a analizar antes de poner una etiqueta… Que ya sabemos todos que en este país, se catalogan las cosas sin darles una oportunidad.

Mucho he oído hablar de este film, televisión, carteles por Madrid, etc… Todo ha estado plagado de información sobre la llegada de esta película a la gran pantalla. Por lo que desde aquí pido un aumento de sueldo al publicista que ha llevado a cabo la campaña de marketing. Volviendo al tema que nos concierne, el film va a sufrir daños de una publicidad demasiado bien hecha, pone unas expectativas tan altas que es muy 
fácil que decepcione, porque el film no llega a ser, dicho vulgarmente, para tanto…

¿Qué quiero decir con esto? La película es interesante, al menos desde mi punto de vista, tiene dos momentos en los que realmente notas la tensión en el cuerpo, sintiendo que no tienes ni idea de lo que está pasando. Pero más allá de esto, es demasiado lineal y repetitiva, sin llegar a aburrir, en parte gracias al actor principal que realiza todo el trabajo prácticamente… Otro aspecto muy negativo es que es demasiado predecible, si eres un espectador acostumbrado a este género, no deberías tener muchos problemas para desenmascarar el pastel a mitad de película.

Como bien he dicho antes, el film está plenamente sobre los hombros de “Ricardo Darin” el actor protagonista que se pasa el 90% del tiempo enfocado en pantalla. Dejando el 10% al cameo de Belén Rueda y los actores secundarios. Este polifacético actor es argentino, por lo que aplicamos el dicho de que todos los argentinos tienen sangre de actores y vamos con ello.
Ricardo Darin, logra mediante su interpretación angustiar al espectador, porque verdaderamente puedes conectar emocionalmente con él y ver el sufrimiento y la desesperación que desgarra su alma en el momento en el que ha perdido a sus hijos. Verdaderamente es una interpretación, sin exagerar, soberbia.

En cuanto a temas técnicos, no hay mucho de lo que hablar, es una película con un presupuesto modesto en comparación con las grandes súper producciones, pero que verdaderamente gracias a una historia un tanto curiosa y a un actor que se sale del papel, puede competir cara a cara con lo mejor de la cartelera actual, Aunque obviamente es un film que necesita encontrar a su público, no es para todo el mundo, está muy enfocado a adultos de mediana edad, que busquen un film un tanto distinto de lo de siempre.

Puntuación “Séptimo” 6/10
Lo mejor:
La actuación del actor principal es espectacular, hace sentir al espectador el sufrimiento que está teniendo en cada momento.

Lo peor:
Es demasiado lineal a la hora de contar su trama y un tanto predecible, además de ser culpable de crear unas expectativas demasiado altas.

siguenos en : facebook