Crítica: "Jack Ryan: Operación Sombra"



Jack Ryan: Operación Sombra (2014)
“Acción con un somnoliento comienzo, rescatado por su intenso final”
Sinopsis:
Jack Ryan: Operación Sombra es un thriller de acción basado en el analista de la CIA creado por Tom Clancy, maestro de las novelas de espionaje. La película gira en torno a Ryan (Chris Pine, “Star Trek”), veterano de guerra que lleva una doble vida como ejecutivo de Wall Street y agente analista de la CIA. Fue reclutado por su habilidad para interpretar datos globales y al desenmascarar un complot meticulosamente planeado para hundir la economía norteamericana y sembrar el caos en todo el mundo, se convierte en el único hombre capaz de impedirlo.
Ryan se mete de lleno en la operación, un mundo de crecientes sospechas, engaños e inusitada violencia. Atrapado entre el negociador oficial Harper (interpretado por el Kevin Costner), su novia en la sombra Cathy (Keira Knightley) y un inquietante oligarca ruso (Kenneth Branagh), Jack tiene que enfrentarse a una nueva realidad en la que no puede fiarse de nadie, y en la que el destino de millones de personas depende de que descubra la verdad. Con la urgencia de una mecha encendida, se ve arrastrado a una carrera en la que tiene que ir siempre varios pasos por delante de todos los demás.

Crítica:
Como bien se puede deducir, “Jack Ryan: Operación Sombra”, es ni más ni menos otra película americana de acción donde los americanos siempre ganan… La parte más positiva de todo esto es que en el mundo del cine,  hay una gran carencia de películas de espionaje desde hace algún tiempo… Verdaderamente la cartelera está plagada de acción… Acción por aquí, acción por allí, pero este film contiene algo más que disparos y explosiones por doquier… Cuenta con dos ases en la manga, uno de ellos es, como bien he dicho antes que se trata de una película de “espías”. Aprovechando perfectamente el gusto que tiene el público general en este tema en particular, en el que actualmente hay un hueco vacío. Por otro lado está el hecho de que el largometraje produce y provoca una tensión incesante durante su última hora, pese a que todo espectador experimentado tenga la certeza de que “Los buenos, siempre ganan”, nunca se puede estar del todo seguro hasta que no lo ves con tus propios ojos. Es la fórmula de siempre que sigue funcionando, una y otra y otra vez. ¿Para qué vamos a cambiar algo que funciona?
Por otro lado, el desarrollo como todo en esta vida, tiene también su lado negativo… En este caso es que la introducción – presentación de los personajes, es demasiado extensa y parece como que la película no acaba de arrancar hasta el minuto 50. De alguna manera se podría haber acortado este prologo tan largo que realmente no lleva a ninguna parte.

A nivel técnico, estamos hablando de una película Hollywoodiense que contó con un presupuesto que la propia empresa americana cataloga como “ajustado”, ni más ni menos que 60 millones de dólares… Con la mitad de ese dinero una producción española se convertiría en una de las producciones más caras de la historia de nuestro país… Pese a ser un presupuesto “escaso” para las cantidades que suelen manejar las películas de acción americanas, el aspecto visual es inmejorable, acompañado de una buena puesta en escena y de un sonido en perfecta concordancia con la imagen.

Por último, pero no menos importante, un reparto de envidia formado por estrellas con nombres propios; Chris Pine, en su papel protagonista, el cual encarna a la perfección, el traje le va como anillo al dedo. Kevin Costner, personaje que no necesita presentación ninguna. Keira Knightley y Kenneth Branagh, los cuales son menos conocidos que sus compañeros de rodaje pero igualmente se marcan el notable.

Puntuación: "Jack Ryan: Operación Sombra 6/10

Lo mejor:
Su incesante acción, perfectamente acompañada del toque justo de tensión, en su transcurso final.

Lo peor:
Su lento comienzo, el cual podría provocar que algún espectador saliera de la sala y pidiera que le devuelvan el dinero.

siguenos en : facebook