Crítica de Torrente 5 : Operación Eurovegas


RISAS Y ASCO EN EUROVEGAS







Sinopsis:

Quinta entrega de la saga Torrente dirigida por Santiago Segura en la que, su personaje más celebre junto con sus más extraños secuaces, planea el robo del siglo en una tan posible como distópica España del 2018.


Crítica:

De entre los barrotes de una cárcel vemos aparecer a la ya mítica figura de Torrente. Es el 2018, Cataluña ya es independiente y la crisis nos ha hecho volver a la peseta. Este es el comienzo de la última entrega de Torrente, en la cual el brazo tonto de la ley se pasa al otro lado para perpetrar el descabellado robo de un casino en Eurovegas (en un juego reconocido entre Ocean's Eleven y La cuadrilla de los once ) con la ayuda de un villano internacional interpretado por Alec Baldwin.

La saga que ya mostraba claros síntomas de agotamiento tras la tercera y cuarta película parece ahora revivir, gracias en parte a la actuación de Julián López como el nuevo “Cuco” sustituyendo al gran Gabino Diego de una forma que solo el chanante podía conseguir. Junto con este, veremos en pantalla a Florentino Fernández, Angy, Cañita Brava, Fernando Esteso, Ana Simón... y la mejor incorporación de la mano de Carlos Areces cuya presencia en pantalla provoca la mayor parte de las carcajadas entre el público.

Incontables son los cameos que aparecen de forma sucesiva, algunos ya clásicos en la saga y ampliamente logrados, y otros con menor fortuna. Reconocerlos y sorprenderse es, en gran medida, lo cómico de la cinta por lo que solo anotaré la aparición-homenaje de Toni Leblanc en un pequeño dialogo junto con Torrente extraído de la película Los económicamente débiles (1960). También a destacar la posibilidad (siempre según Santiago Segura) de que se produzca un posible rodaje de Torrente 6, en el que tampoco se descarta que repita Alec Baldwin que parece haberle cogido el gustillo a la saga.

Los fans acérrimos de Torrente obtendrán su dosis de pedos, pajillas en grupo, lenguaje soez y machista, aunque quizá esta vez menos remarcado que en las anteriores. Los que se resistan a caer en la tentación de verla próximamente en los cines que sepan que podrían ver una reflexión en clave de humor absurdo y grueso sobre la situación económica, política y social de la España actual.


Puntuación: 6/10

Belén Martínez Gil