“Relatos Salvajes” critica



Por Carmen Herranz Berzosa
EL HUMOR DE DENTRO
El humor negro es como el perfume, hay que saber dosificarlo correctamente si no se quiere caer en la obscenidad. Hay una línea muy fina entre él y la chabacanería, y solamente los maestros pueden aplicarlo y lograr un resultado digno. O una obra maestra.
Fui a ver Relatos Salvajes con muchas expectativas. Se habla de ella en todas partes (2014: Festival de San Sebastián: Premio del Público (mejor film europeo). Muchos la definen como el punto de inflexión del cine argentino. Otros como un mero producto comercial. Sí, es una película que provoca divisiones. Parece que a día de hoy hacer buen cine, de aceptación general, que concilie tanto a la crítica como a los espectadores, es algo insultante a nivel individual. Nadie quiere ser igual al resto. A todo el mundo le gusta aportar su toque original, eso que le hace auténtico…
22526_0
Damián Szifrón ha logrado estas dos complicadas hazañas: humor negro filmado con maestría; y reconciliar a los “culturetas” con los “básicos”.  Al menos en un alto porcentaje. Estamos ante una comedia absolutamente excepcional, que hace honor a su nombre: salvaje, desgarradora, surrealista pero a la vez tan real que asusta. En las seis historias narradas, aparece un trocito del ser humano, un trocito nuestro, de todos, porque aunque nos cueste admitirlo, somos distintos en pequeñeces, pero realmente somos iguales en nuestra composición general, tenemos rasgos innatos, y éstos son los más primarios, los instintivos, los que nacen de nuestras entrañas.
images










En cada relato nos veremos o bien a nosotros, a un familiar, a un amigo, a un vecino, pero todos habremos vivido esas situaciones… eso sí, Szifrón las lleva al límite, atreviéndose a plantear el deseo de nuestro subconsciente. ¿Quién no ha creído enloquecer, como Ricardo Darín ante la estupidez que llamamos burocracia? ¿Quién no se ha visto conectado con nadie, con una persona en común? ¿Quién no ha querido vengarse? Todo, absolutamente todo enRelatos Salvajes es la vida misma, cruel, absurda, dura, pero, en definitiva, ridícula.