Crítica de "Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia".




Sinopsis:

Riggan Thomson conocido interprete de un superhéroe en el cine quiere reconducir su carrera interpretando, dirigiendo y adaptando una obra de teatro en Brodway.

Crítica:

Alejandro Gonzalez Iñarritu (Amores perros, Babel) llegará a la cartelera española el próximo 9 de enero con su última película “Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia”. En este caso nos encontramos frente a un cambio radical en su registro, se atreve ahora con una comedia eso sí ácida y negrísima.
Iñarritu, que ha participado en el guión, se ha rodeado de un gran equipo para no dejar ningún cabo suelto en la que parece va a ser su película más reconocida por público y crítica desde Babel (2006).
Para la dirección de fotografía a contado con Emmanuel Lubezki, el fiel colaborador de Terrence Malick, que nos ofrece unas celadas iluminadas como no se veían desde “El árbol de la vida”. El trabajo con la cámara es toda una muestra de virtuosismo técnico, pues toda la película esta construida como un continuo ( y trucado ) plano secuencia que sigue a los actores a través de puertas y ventanas... al fin y al cabo toda la película esta ambientada en un teatro de Brodway.

Michael Keaton vuelve a las pantallas con una interpretación que va in crescendo y acaba por desbordarse apoyado por un elenco escogido de forma brillante y minuciosa, que junto con el guión es uno de los puntos fuertes de la película. Keaton interpretará a Riggan Thomson un actor que tras haber triunfado en los cines como el superhéroe “Birdman” decide dar un giro a su carrera e intenta triunfar en Brodway. A nadie se le escapa que Keaton fue una superestrella gracias al Batman de Tim Burton. Pero ahí no acaba el juego de referencias con la realidad pues también aparece Edward Norton como un actor secundario que sacará de sus casillas al director de la obra interpretado por Keaton, chiste de la fama al mal comportamiento de Norton en las producciones de Hollywood. El duelo interpretativo que se produce dentro de la propia historia de la película entre Keaton y Norton, llega hasta la realidad en un tour de force que saca lo mejor de cada uno de ellos.

Pero estos dos actores no serán los únicos en ofrecer lo mejor de ellos mismos, Naomi Watts, Emma Stone, Zach Galifianakis y Andrea Riseborough los acompañan para completar un elenco de los mejores que tendremos próximamente en los cines. La historia sobre el miedo al fracaso y a ser irrelevante en el mundo, de la necesidad de amor y reconocimiento por parte de los demás, esta acompañada de la crítica al mundo de los actores de Hollywood y Brodway ( donde supuestamente se encuentra la verdadera cultura). Tema últimamente bastante recurrente en el cine americano como en la última película de Cronenberg “Map to the stars” o la aún no estrenada “Knight of cups” de Malick. Un placer amargo para empezar con buen pie (cine) el año 2015.


Puntuación: 8/10


Belén Martínez Gil