Crítica Exodus: Dioses y reyes.



EL ÉXODO OTRA VEZ…

Exodus: Dioses y Reyes


Sinopsis:

Moisés (Christian Bale) se revela contra el faraón de Egipto Ramsés (Joel Edgerton), para liberar al pueblo elegido de su esclavitud y guiarlo a través del desierto hasta su tierra prometida.

Crítica:

Ridley Scott no deja pasar la oportunidad de apuntarse a la moda del remake y nos ofrece para estas navidades su versión sobre la historia de Moisés en su última película Exodus: Dioses y Reyes.
El conocido director de grandes películas de la historia del cine como Blade Runner (1982) y Alien (1979), así como de fracasos del nivel de Robin Hood (2010) o Un buen año (2006), nos ofrece en este caso una superproducción multimillonaria del estilo de su Gladiator (2000) aunque sin la emoción que provocó en su momento esta última por recuperar un género perdido.

Las grandes películas bíblicas que hacían en la época dorada de los grandes estudios hollywoodienses y que podemos disfrutar cada año en todas las festividades religiosas, no tienen nada que envidiarle a Exodus, excepto claro está en los efectos especiales. Los diez mandamientos de Cecil B. DeMille con Charlton Heston como protagonista, sigue siendo la mejor adaptación hasta la fecha de la narración bíblica del éxodo. Incluso el momento más excitante de la historia, la famosa separación de las aguas, es decepcionante en la película de Scott si lo comparamos con DeMille.

La historia no cambia, no es más humana por mucho que Yahveh sea un niño colérico y vengativo en vez de una voz anciana o un arbusto en llamas. No es más emocionante, el uso del 3D no aporta nada nuevo a la película, la música subraya sin más y los actores están medidos y bastante planos. El único actor que sobresale es Joel Edgerton en el papel de Ramsés que hace creíble el conflicto. Una lástima también María Valverde que casi no se deja ver con un papel tan corto como el del famoso interprete de Breaking Bad Aarol Paul. Lo mejor de esta nueva versión serían las plagas sobre Egipto y lo peor sus 151 minutos de duración.


Puntuación: 5/10


Belén Martínez Gil