EL CLUB DE LOS BUENOS INFIELES


Cinco amigos de la infancia se reúnen 20 años después en una cena de antiguos alumnos. Hablando sobre sus respectivas vidas, se dan cuenta que sus alocados y divertidos días de la juventud se han transformado en responsabilidades rutinarias y aburridas. Raúl quiere mucho a su mujer Silvia, llevan cuatro años casados, pero es incapaz de acostarse con ella. David le explica que su problema es más normal de lo que piensa y que tiene fácil solución. Le habla de un club que tiene en mente crear, para escapar de la monotonía que les invade y hacerles volver a sentirse vivos. El grupo de amigos decide fundar el club en el que organizan fiestas como cuando eran adolescentes, siempre sin que sus mujeres se enteren.

Sin embargo, las fiestas se convierten en algo más. En el club secreto los hombres casados pueden ser infieles sin repercusiones. Para conseguir que nadie descubra sus escapadas furtivas, las organizan fuera de la ciudad donde nadie les conoce, se cambian los nombres, cumpliendo su ficticio papel sólo de noche, al día siguiente actúan como si nada hubiera ocurrido. Y es que lo que pasa en el club de los buenos infieles, se queda en el club.